Un nuevo modo de aprender: la revolución necesaria

Por Luiz Alberto Ferla

El mundo corporativo pide un nuevo perfil de trabajador, más productivo y digitalmente listo, capaz de prever y fomentar innovaciones disruptivas. Esto ya no es más noticia. Lo que pocas personas saben es que, para crear esta fuerza de trabajo del futuro, tenemos que cambiar la forma cómo enseñamos y, también, cómo aprendemos. La cuestión primordial en este nuevo abordaje es tener en cuenta la individualidad de cada persona y sus preferencias en la hora de aprender.

La tecnología está en el centro de esta discusión porque ella permite crear las experiencias masivas de aprendizajes personalizados. El nuevo modo de aprender exige herramientas que tengan contenidos disponibles en varios formatos y lenguajes para adaptarse a los diferentes tipos de usuarios. En este escenario el profesor es un facilitador. El líder de este colaborador también empieza a tener el rol de provocador de nuevos aprendizajes, pero el trabajador es el protagonista de su carrera laboral y decide cuáles habilidades serán añadidas a ella.

Para preparar el trabajador del futuro, la educación también debe ser cada vez más móvil. Se estima que en 2020 habrá solo en Asia más de mil millones de trabajadores móviles, que no quedan restrictos a un lugar de trabajo determinado. Son profesionales que dependen de aparatos móviles para trabajar y aprender. La tendencia demanda estrategias de micro aprendizaje, modelo que apuesta en contenidos breves. La brevedad incentiva a los colaboradores a consumir capacitación con más frecuencia y flexibilidad.

Esta nueva forma de aprender es una revolución más que necesaria para que podamos avanzar en la transformación digital. Un intercambio que requiere personas preparadas ––mucho más que máquinas, esté seguro. Para esto, los sectores público y privado deben tener en común la misión de ofrecer herramientas para calificar a los trabajadores. Porque no es más posible que tengamos en Brasil 12 millones de personas en paro al mismo tiempo que se proyecta un déficit de 420 mil profesionales calificados hasta 2024. ¡Deja que venga la revolución!

 

 

Luiz Alberto Ferla es CEO y fundador de DOT digital group

 

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.

[Entrevista] Employee Experience: el RH como diseñador de experiencias

Employee Experience es el concepto que pone a las personas en el centro de las empresas y proporciona una vivencia significativa de trabajo a los colaboradores. La educación corporativa y la tecnología son fundamentales para garantizar los resultados positivos. En este contexto, nuestro CEO, Luiz Alberto Ferla, charló con Kelly Rickes, General Manager of Design and Culture for Latam, de TIVIT, sobre Employee Experience y cómo TIVIT volvió su colaborador en protagonista en el desarrollo de su carrera.

¿Qué hace TIVIT en Employee Experience?

Canales de información y la Generación Y

Estudio de Personas

Employee Experience y el Estudio de Personas

Colaborador protagonista en el desarrollo de su carrera.


Vea la entrevista completa aquí.

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.

Caso de éxito TIVIT – Estudio de Personas para la Educación Corporativa

Presente en el mercado hace más de 20 años, TIVIT es una empresa multinacional brasileña de soluciones digitales con operaciones en 10 países de Latinoamérica. Apoya a sus clientes en la evolución de sus negocios a través de soluciones digitales divididas en tres líneas de negocios: Digital Business, Cloud Solutions y Tech Platforms (Digital Payments). TIVIT es la octava entre las diez mayores empresas de Latinoamérica. Además, cien de las quinientas mayores empresas brasileñas cuentan con TIVIT como alianza tecnológica para traer eficiencia e innovación a sus negocios.

DESAFÍO

Analizar los comportamientos e identificar los perfiles de los colaboradores de las 10 Academys de TIVIT con el objetivo de mejorar la comunicación y la adhesión en Educación Corporativa. 

SOLUCIÓN

TIVIT tuvo la ayuda de MarTech de DOT para la realización de un Estudio de Personas.

La metodología cuenta con Ciencia de Datos, investigación cualitativa para buscar informaciones comportamentales y análisis especializado de los estrategas de DOT. Más allá de definir las Personas, el estudio también apuntó insights para la Educación Corporativa de TIVIT.

RESULTADO

El estudio realizado trajo datos concretos y alineados con el recorrido de aprendizaje de cada colaborador, lo que resultó en la creación de 16 personas. A partir de esto, surgieron varias oportunidades, como:

  • Conocer el perfil de cada grupo de colaboradores de TIVIT Brasil y TIVIT Latam.
  • Ajustar los contenidos de los cursos aplicados en las Academys.
  • Aplicar diferentes estrategias de capacitación, de acuerdo con el perfil de cada persona.
  • Analizar oportunidades de ampliación e innovación de los canales de comunicación internos.
  • Analizar cuestiones motivacionales que contribuyen en el momento de decisión de matrícula y conclusión de los cursos ofrecidos.
  • Comprender el comportamiento de consumo de los cursos, como: mejores horarios para estudio, tiempo dedicado por día, cuales son los devices más utilizados, etc.

Testimonio

Vea en el video adelante el testimonio de Kelly Rickes, General Manager of Design and Culture for Latam de TIVIT, que cuenta cómo fue la experiencia de realizar un Estudio de Personas con los colaboradores y los resultados que esta acción ha traído a la empresa. Disfrútelo y vea la entrevista completa sobre Employee Experience: el nuevo RH como designer de experiencias.

Contacte uno de nuestros expertos en EdTech. Haga clic aquí.

 

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.

[Caso de éxito SENAR] La realidad virtual en la educación: un mundo de posibilidades sin salir del aula

Muy común en videojuegos, la realidad virtual ha ganado espacio en las plataformas de tecnologías educativas, tanto para la enseñanza formal cuanto para la capacitación profesional.

Aprendemos mucho mejor cuando vivimos experiencias. Por esto, los simuladores se mantienen como gran tendencia en el mercado de tecnologías para la educación. De acuerdo con International Data Corporation (IDC), la expectativa es que US$ 22,5 mil millones sean invertidos en 2025 en la realidad virtual que se vuelve a la educación. “La inmersión que las plataformas de realidad virtual proporcionan abre un mundo de posibilidades sin la necesidad de salir del aula, en la escuela o en el trabajo”, dice Luiz Alberto Ferla, CEO y fundador de DOT digital group.

En agosto el Serviço Nacional de Aprendizagem Rural (SENAR) de Goiás va a empezar a usar un simulador en la asignatura de Mecanización Agrícola. La solución, desarrollada por DOT, funciona con un ordenador y gafas de realidad virtual y simula un taller mecánico para tractores agrícolas. En el ambiente serán hechos ejercicios de manutención de los sistemas de lubrificación, refrigeración y filtro de combustible. De acuerdo con Samantha Leandro de Sousa Andrade, responsable por el proyecto en SENAR, la herramienta debe generar economía de insumos, como aceites, filtros y piezas en general.

La reducción de costos es solo uno de los beneficios de la aplicación de la realidad virtual en plataformas educativas. Del punto de vista educativo los simuladores de ambientes y actividades del mundo real también proporcionan más seguridad a los alumnos si eliminan los riesgos de la operación. “La realidad virtual evita riesgos, más allá de fomentar la ejecución práctica del 100% de los alumnos de forma rápida y muy didáctica”, dice Samantha. Un piloto de la solución se presentó en una feria en Rio Verde (SP) y llamó la atención de quien lo probó, lo que comprobó el alto índice de compromiso de la realidad virtual.

De acuerdo con Samantha, históricamente, el entrenamiento de tractores agrícolas siempre fue el producto más ejecutado por SENAR en Goiás, por la versatilidad y funcionalidad de la máquina en cualesquiera actividades del campo. En 2018 se realizaron 347 entrenamientos, con cerca de 4.000 personas, en dos niveles de capacitación: perfeccionamiento (24 horas) y calificación (200 horas). Este año la institución ya realizó 188 entrenamientos con 2.222 personas entrenadas en los mismos formatos.

Investigaciones indican que SENAR está en la dirección correcta. La EdTech Sponge UK comparó tres formatos de contenido: PDF, juegos y realidad aumentada. El resultado mostró que la capacidad de absorción del contenido es mayor con la realidad aumentada. Los alumnos también eligieron la RV como la más divertida, satisfactoria y con más poder de concentración. “Las nuevas generaciones demandan métodos educativos que favorezcan los sentidos de audición, tacto y visión al mismo tiempo. Estrategias de realidad virtual son excelentes para este público, que exige cada vez más motivación para el compromiso con el aprendizaje”, observa Ferla.

En DOT, tecnologías de immersive learning (aprendizaje de inmersión) se aplican cada vez más en las soluciones contratadas por los clientes. Son dos las razones principales, de acuerdo con Ferla, y las dos están interconectadas. La primera es crear un “aula” que, al mismo tiempo, transforma y une la realidad (RA) y el mundo virtual (RV), un ambiente capaz de volver la experiencia de aprendizaje más atractiva. La otra razón es hacer que el contenido repasado sea fijado por más tiempo, para volver el entrenamiento más dinámico y eficaz. “Todos los caminos apuntan el immersive learning como la educación del futuro”, dice el empresario.

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.

Aplicación de la inteligencia artificial en las empresas

Vivimos en la Era de la Revolución digital, en la cual todos los días surgen nuevos conceptos y tecnologías para mover a las personas y los negocios. La inteligencia artificial es una de ellas y es aplicada con frecuencia.

Se entiende como inteligencia artificial el hecho de las máquinas pensar como los seres humanos, aprendiendo a raciocinar, analizar y decidir. Situación que todavía preocupa a mucha gente, por imaginar que los robots van a sustituir a las personas, pero el escenario no es este.

Encuesta realizada por Gartner prevé la creación de empleos relacionados a la inteligencia artificial (IA), llegando a dos millones de nuevas vacantes de trabajo en 2025.

Svetlana Sicular, vicepresidente de encuestas de Gartner, dice que la inteligencia artificial va a mejorar la productividad de muchos puestos de trabajo y va a acabar con millones de posiciones de niveles medios y bajos, pero también creará millones de nuevas vacantes de habilidades altamente calificadas, gestión y también la variedad de nivel de entrada y baja calificación.

Sin embargo, el mercado de inteligencia artificial sea dominado por grandes empresas, los negocios pequeños también pueden encontrar oportunidades en la creación de nuevas soluciones con la tecnología, sobre todo a través de startups.

Aplicaciones de la inteligencia artificial 

  • Recomendación de productos

Sistemas que identifican el perfil del consumidor e indican productos que el cliente quiere comprar, antes que busque por esto. En una tienda de ropas, por ejemplo, la solución puede digitalizar el cuerpo del comprador y analizar las mejores opciones de ropas para él.

  • Divulgación de los productos

Solución que identifica el interés del consumidor en determinado producto y genera acciones de marketing que hacen que el producto investigado siga apareciendo en otros sitios que este consumidor acceda.

  • Bots que actúan como secretarias

El bot puede marcar reuniones identificando las personas invitadas y los horarios disponibles en la agenda de cada uno. Este es un ejemplo real de Amy Ingram, bot de la empresa x.ai.

  • Selección y contratación

La inteligencia artificial permite que se haga un análisis de los candidatos a una vacante para identificar lo que es el más adecuado.

  • Bots para atendimiento al cliente

Softwares automatizados que consiguen comunicarse con el cliente, vía texto o vía teléfono. Su aprendizaje permite que ellos comprendan el contacto, interpreten la mejor manera de charlar con él y adapten la comunicación, por ejemplo.

Véase algunas de las ventajas de la utilización de IA en las organizaciones:

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.

Las EdTechs están de moda

“Hasta 2030 las mayores empresas en la internet serán de educación.” La declaración del futurista Thomas Frey, hecha hace dos años, parece haber reverberado en Brasil. Las empresas de EdTech se destacan en el mapeo hecho por la Asociación Brasileña de Startups, en la cabecera de la lista de segmentos con mayor número. Son 364 startups (el 7,8% del total), pero el número máximo está lejos de expresar todo el potencial de este mercado. China lo puede decir. Solo la capital, Pekín, tiene 3 mil EdTechs, segundo un estudio de Native Ventures. “El camino de Brasil como nación es invertir en educación y la tecnología es un aliado imprescindible para ganar escala”, dice Luiz Alberto Ferla, fundador y CEO de DOT digital group, referencia en EdTech. En la entrevista a continuación el empresario va a hablar por qué cree que las EdTechs están de moda.

¿Cómo usted ve el crecimiento del mercado de educación y tecnología?

Luiz Alberto Ferla – Todo el universo digital creció mucho en los últimos años. Las mayores empresas del mundo, Amazon, Apple, Google, están enfocadas en tecnología. En el sector de la educación también tuvimos gran impacto del medio digital. Hoy todas las grandes instituciones educativas tienen EaD. La expectativa es que en el máximo de dos años el número de alumnos que hacen la enseñanza superior vía internet sea mayor del que presencialmente. Esa transformación ocurre no solo en la enseñanza formal, pero también en la educación corporativa, con el uso de plataformas tecnológicas para entrenamiento.

Una investigación de ABRStartup muestra que existen 364 startups en EdTech en Brasil. Es el mayor número entre todos los segmentos. ¿Están las EdTechs de moda?

Ferla – Creo muchísimo en este mercado. No podría ser diferente, pues estoy hace 23 años en él. Mi primer cliente fue el Instituto Friedrich Naumann, de Alemania. Luego, hice un curso virtual sobre emprendedurismo en el final de la década de los 90, época en que la conexión de la internet era discada y solo para pocos. Sin embargo, algunas horas luego de la divulgación se agotaron las 2500 plazas. El potencial del mercado brasileño es muy grande. Primero, porque siempre habrá personas que se registrarán en la enseñanza formal; y, segundo, porque las organizaciones exigen colaboradores más actualizados.

¿Cómo la tecnología entra en este proceso?

Ferla – Un país como Brasil, con muchas deficiencias en la educación, solo logrará las inversiones necesarias y ganar escala con la tecnología. Es la tecnología que ayudará Brasil a mejorar su nivel educativo y, consecuentemente, la productividad y la competitividad. Las grandes potencias mundiales son los países que invirtieron mucho en educación. Corea del Sur y Singapur, que se destacan mucho hoy, eran más pobres que Brasil hace 50 años. Los dos países se transformaron porque invirtieron en educación. Este es el nuestro camino como nación.

 ¿Cómo usted ve este avance en el sector corporativo?

Ferla – Las personas que quieren colocarse mejor profesionalmente tendrán que actualizarse constantemente. De la misma manera, las empresas que buscan más competitividad tendrán que invertir en la capacitación de sus equipos. Hoy tenemos inúmeras tecnologías que permiten hacer esos entrenamientos a gran escala y con alto potencial de compromiso de los colaboradores y con resultados mejores que los presenciales.

¿Los colaboradores y los líderes políticos y de las empresas saben de esta necesidad?

Ferla – Creo que sí. Es una inversión para siempre y con rendimiento garantizado. La educación no es un producto perecible que dejará de existir. El manera de enseñar puede cambiar de acuerdo con el avance de la tecnología, pero la educación siempre será esencial para el individuo, para las empresas y para los países. 

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.

De la conferencia web al immersive learning

Hace 23 años decidí poner todas mis cartas en la creación de una empresa especializada en el desarrollo de tecnologías para la educación. Era 1996, la enseñanza a distancia (EaD) daba importantes pasos en Brasil con las primeras clases en la internet. Hoy, cuando observo el tiempo que ha pasado, me sorprendo con la evolución de las tecnologías educativas. Salimos de la conferencia web y llegamos al immersive learning, modelo que transporta al alumno para fuera del aula, con ambientes y recursos virtuales que llevan el aprendizaje a un nivel inimaginable en los años de los 90. Al mismo tiempo, veo el avance que aún nos espera y estoy seguro de que llegará muy rápidamente.

Cuando empecé, era estudiante del curso de maestría de la Universidad Federal de Santa Catarina y vislumbraba la posibilidad de que las personas pudieran aprender vía web. Vi el primer laboratorio de educación a distancia nacer, en UFSC, y participé de las primeras acciones, especialmente la producción de cursos con clases a distancia. El MEC había creado la Secretaría de Educación a Distancia con el objetivo de apoyar la política de democratización de la enseñanza en Brasil. Eran tiempos muy difíciles. En 1996, Google e YouTube aún no existían, no había el comercio electrónico, las redes sociales eran grupos de chats y la web tenía solo 7,5 mil dominios. Hoy son más de 4 millones.

La evolución de la tecnología para la educación (EdTech) siguió el mismo ritmo de la innovación digital. Teléfonos inteligentes, tabletas, aplicaciones, touch screen (pantalla táctil), inteligencia artificial, realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta: una serie de transformaciones tecnológicas volvieron las máquinas más inteligentes y, sobre todo, más democráticas, logrando una legión de usuarios. Somos más de 4 mil millones de personas conectadas ––el 53% de la población mundial. En las Américas este porcentaje es de los 73%. Todas esas personas tienen a su disposición una infinidad de contenidos, parte hecha exclusivamente con enfoque en la educación. El YouTube Edu, por ejemplo, tiene más de 362 mil inscriptos.

Las nuevas tecnologías no solo ayudan a democratizar el conocimiento como hacen que las personas tengan mucho más compromiso con sus estudios. Quien trabaja con educación sabe que, cada día más, las nuevas generaciones demandan didácticas innovadoras para mantenerse atentas. En una clase de artes plásticas, por ejemplo, el profesor ya puede llevar a sus alumnos al Museo del Louvre sin que salgan de la escuela gracias a la realidad virtual y aumentada. Son tecnologías que también permiten al estudiante simular el cambio de aceite de un tractor agrícola, como si estuviera en un taller. Es la teoría que da espacio a la práctica de manera mucho más fácil y sin riesgos.

En este nuevo escenario no se sustituye al profesor, al revés, las nuevas dinámicas ofrecidas por la tecnología regalan a los maestros la función de orientador, es decir, un profesional que orienta en el aprendizaje. En Brasil el número de graduandos en el modelo de enseñanza a distancia ya es mayor del que el de cursos presenciales y esto ocurre de manera significativa en todo el mundo. EdTech está en el radar de los gigantes de la tecnología, como Google, Microsoft, Amazon y Facebook. Inversores también están atentos, lo que aumenta la capitalización de EdTechs. La tecnología está transformando la educación y acelerando la vida de las personas y, aún, hay mucho espacio para la innovación. Quien viva, verá.

 

 

Por Luiz Alberto Ferla, CEO y fundador de DOT digital group

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.

Educación e Internet de las Cosas

Hoy en día no existe más la necesidad de charlar sobre las grandes oportunidades para la educación que la internet trajo. La revolución digital que se intensificó en los años 2000 también representó varias innovaciones educativas, como las nuevas modalidades de enseñanza a distancia, incluyendo las tendencias más actuales, como el blended learning y el microlearning.

Sin embargo, la innovación tecnológica, por definición, no para. Si vamos a pensar en cuales intercambios están cerca, en lo que respecta a la internet, y que representan grandes impactos en la educación, no podemos dejar de pensar en la Internet de las Cosas o Internet of Things (IoT). Michael Porter, de Harvard Business School, dice que esta tendencia consiste en “el intercambio más sustancial en la producción de bienes desde la Segunda Revolución Industrial”.

Y para entender este concepto es útil volver a la historia de la internet. ¿Vámonos?

Las eras de la internet

La Web 1.0, de 1996, significó contenido publicado para usuarios que utilizaban PCs. La Web 2.0, a mediados de 2005, trajo el concepto de social media, con usuarios también como productores de contenidos en blogs. Cerca del año 2014, se empezó a hablar en la Web 3.0, que trajo la ubicuidad: diversos aparatos vinculados (teléfonos inteligentes, tabletas, Smart TVs, etc.) y tratando datos. Y ahora observamos un nuevo intercambio. La Web 4.0, en la cual participan decisivamente: a) la inteligencia artificial; b) un volumen enorme de datos contextualizados; y c) la integración de otros aparatos, más allá de los digitales.

 La Internet de las Cosas recibe este nombre porque productos electrónicos, cosas, podrán acceder a la web, recorrer y tratar de datos de la manera que se considera inteligente. Si bien hoy interactuamos con computadoras portátiles y teléfonos inteligentes, en la Web 4.0 también habrá autos inteligentes, ropas con sensores de salud, tutores virtuales que charlarán con el alumno, casas (o escuelas) con sensores para lectura de los comportamientos de las personas en su interior, robots que atienden a los mayores, etc.

Lo que está por llegar

En la Web 4.0 la IoT se vuelve posible conectando productos electrónicos y digitales en una red donde incluso la fuente de energía es planificada para ser inteligente y sostenible.

 El gobierno federal brasileño ya ha demostrado su interés al divulgar en junio de 2019 el Plan Nacional de Internet de las Cosas, que involucra la creación de una cámara interministerial (que abarca educación, salud, tecnología, agronegocio, etc.) para fomentar las innovaciones relacionadas con la IoT en Brasil.

La Internet de las Cosas y el intercambio en la educación

En lo que respecta al impacto de la IoT en la educación, sabemos por el manifiesto del evento Internet of Things Week de 2017 que una de las premisas fundamentales para el éxito de la IoT es: “Identificar y apoyar la tendencia creciente del uso de tecnologías IoT en la educación”.

 Ya el informe oficial de BNDES destaca las aplicaciones de la IoT para Brasil, inmediatamente, en la industria de base (fábrica y agronegocio) y también en la salud. Después de las áreas técnicas directamente involucradas con la creación de la IoT, la formación de profesionales de salud será la primera impactada por la IoT. Lo que demanda, de acuerdo con BNDES, “reconocer Informática en Salud como un área de conocimiento por parte de los órganos de la educación” (p. 33).

Pensando en medio y largo plazos, la IoT demanda también despertar el interés de los jóvenes por la innovación tecnológica: “Apoyar y estimular movimientos para expandir la adopción de programación, robótica y uso de sensores en la Enseñanza Secundaria de escuelas públicas y privadas” (p. 31).

Immersive Learning

La IoT transformará escuelas en grandes laboratorios, en los cuales los alumnos podrán interactuar y proyectar las más diversas interacciones. La educación será más empírica, enfocada en proyectos y demandando creatividad, colaboración y comunicación. Y dada la ubicuidad de la Web 4.0, la educación definitivamente no estará restricta al espacio físico de las escuelas.

 Microsoft está popularizando la expresión Immersive Learning para designar esta experiencia Web 4.0 en la educación. La expresión hace referencia al carácter experiencial del alumno inmerso en el conocimiento. Forman parte hoy del Immersive Learning iniciativas como la realidad virtual para entrenamientos; la realidad aumentada en las escuelas; mesas interactivas; realidad mixta para volver sitios inteligentes; juegos educativos y enseñanza gamificada, etc.

 En algunos años también formarán parte corriente de este intercambio cosas como tutores virtuales capaces de efectivamente charlar con los alumnos; instalaciones electrónicas que contestarán mandos de profesores para presentar contenidos o fomentar las evaluaciones; y también robots proyectados por niños y adolescentes.

Mi invitación

La IoT todavía no es una realidad en los hogares brasileños, pero conozca lo que DOT digital group ya posee, hoy, con relación al Immersive Learning, y contacte nuestros expertos respecto de cómo la Web 4.0 cambiará la Educación.

 

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.