Tecnologías que admiten el onboarding

Con la estrategia establecida, el paso siguiente es elegir cuál tecnología se adapta mejor a la experiencia deseada. Para hacer esto, debe considerar el tiempo disponible para la acción, la cantidad de contenido que se debe gastar y el impacto que planea lograr. Véase algunas posibilidades:

Microaprendizaje y mobile first

Tener acceso al onboarding en el móvil facilita el proceso de aprendizaje. Pero, antes de unirse, debe preguntarse sobre su público objetivo: ¿tienen el móvil como su principal medio de acceso a la información? Por lo tanto, el curso estaría literalmente en las manos a cualquier tiempo y en cualquier lugar, desde la recepción hasta la hora del almuerzo.

El uso de una aplicación para micro aprendizaje puede dar al cliente la libertad de liberar el curso incluso antes del primer día de trabajo del nuevo colaborador, aprovechando así el momento psicológico de emoción y ansiedad que sigue a las noticias sobre la contratación y promoción de una experiencia de la empresa antes si el nuevo colaborador comenzó sus actividades.

E-learning personalizado

Es posible estructurar un onboarding que dure más para que el colaborador pueda conectarse gradualmente con la empresa. Para esto, se puede proporcionar un aprendizaje electrónico con pasos definidos, lo que le permite recibir la información gradualmente y asimilarla más fácilmente.

En este caso, se define el tiempo que la empresa desea asignar para esta acción y qué soluciones son las más adecuadas para ese público (video, libro electrónico, podcast).

Realidad virtual

El uso de la realidad virtual (RV) para crear una experiencia de integración más real y práctica no es cosa del futuro. Sin problemas, el nuevo colaborador puede recorrer la empresa virtualmente, incluidas las oficinas centrales en otras ciudades.

¡Conocer procesos, prácticas, visualizar un procedimiento, aprender “¡cómo hacerlo!” Los enfoques de RV con las particularidades de la empresa diseñan escenarios que son importantes para ser experimentados.

Al simular situaciones de trabajo diarias, la RV ayuda a identificar las fortalezas y debilidades de los colaboradores y funciona como una forma de evaluación de las necesidades de capacitación. Además, ¡todo se hace en un entorno seguro que le permite cometer errores y aprender!

Recuerda que estas son algunas posibilidades. Para definir la mejor opción, es necesario tener en cuenta la realidad de la empresa y su objetivo. Por lo tanto, es posible construir una solución que tenga sentido tanto para el colaborador como para la organización. Con la estrategia y la tecnología adecuadas, la experiencia de embarque puede durar todo el viaje de negocios.

Lea también: La educación digital como estrategia de onboarding

 

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.