¿Por qué es necesario hacer un diagnóstico antes de comprar soluciones de educación corporativa?

Experta explica en webinar, el 5 de septiembre, que la elección de la estrategia más adecuada para el compromiso de los colaboradores en entrenamientos requiere el conocimiento del público.

“La adhesión es baja, muchos colaboradores ni siquiera empiezan el curso, otros lo empiezan, pero lo abandonan. En el fin se gasta dos veces más, primero, por la herramienta y, después, por el tiempo de trabajo que el colaborador perdió haciendo un entrenamiento sin conclusión”. Si usted se identificó con esta queja, sepa que no está solo. Simone Carminatti, consultora educativa de DOT digital group, referencia en EdTech, ya se lo ha oído muchas veces. Para la experta la ineficiencia de los proyectos de educación corporativa es el resultado de la falta de planificación y, sobre todo, de la aplicación de un diagnóstico educativo.

“Diagnosticar es conocer detalladamente el escenario de la empresa a partir de encuestas con el público objetivo, que pueden ser enriquecidas con el análisis de documentos que ya existen y con el entendimiento de las percepciones de gestores, influenciadores y otras personas que no son el público objetivo”, dice Simone. En el próximo día 5, a las 11 horas, ella va a explicar en un webinar en la página de DOT en YouTube como el Diagnóstico Educativo y el Estudio de Personas pueden contribuir con el éxito de la estrategia educativa de las empresas.

De acuerdo con Simone, los dos entregan inteligencia de datos para la empresa, lo que resulta en inversiones más eficaces. “Tanto el Diagnóstico Educativo cuanto el Estudio de Personas empoderan la empresa al dar subsidios para que ella tome decisiones asertivas, viendo claramente en lo qué y por qué invertir”, evalúa la experta.

“Pero el mayor mérito es hacer con que la empresa no pierda tiempo y dinero invirtiendo en estrategias de capacitación ineficientes”, añade.

Cambio – Simone cuenta el caso de un cliente que buscó DOT decidido a comprar determinada solución de educación a distancia. Luego de la aplicación del Diagnóstico Educativo, concluyó que lo más adecuado era la empresa contratar otra solución considerablemente más barata que la otra que la empresa estaba determinada a desarrollar cuando llegó. “Cuando el cliente empieza por el diagnóstico, decimos que está en el ‘camino feliz’. Este cliente que vino decidido a comprar una solución basado solo en percepciones superficiales podría hacer una contratación ineficiente para su necesidad real. Y esto es muy común porque difícilmente una empresa nos pide un diagnóstico. En este caso, se acertó el recorrido”, dice Simone.

Un Diagnóstico Educativo responde a varias preguntas que necesitan hacerse sobre el público objetivo: cuál es su forma de aprender, cuáles son sus preferencias por formatos (vídeos, libros, juegos), cuál es el tiempo disponible para aprender, etc. Estas son solo algunas preguntas que están en la lista del diagnóstico. Las encuestas van a mostrar muchas veces que es necesario contratar diferentes soluciones de acuerdo con el público para el cual ellas se destinan. El diagnóstico también puede complementarse con un estudio más profundizado de personas, utilizando, también, el Data Science.

“El Diagnóstico Educativo es una inversión: la empresa gana una fotografía en tiempo real para hacer su proyecto de educación corporativa entregar los mejores resultados posibles”.

 

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.