Gamificación | Eficiencia, datos y estudio de casos

Conheça o StudiOn, uma plataforma para experiência de aprendizagem

¿La gamificación funciona realmente?

Al realizar diversas reflexiones llegamos a la siguiente conclusión: funciona, sí, pero solamente bajo determinadas circunstancias. Véaselas en esta publicación.

 El artículo citado en Google Scholar sobre la gamificación, de Hamari, J., Koivisto, J., & Sarsa, H. (2014), llamado “Does Gamification Work?” hizo un análisis de 45 artículos relacionados con el tema gamificación para encontrar la famosa respuesta. Lo que muestra que la respuesta no es tan simple y directa.

 En primer lugar, vamos a ver cuanto se menciona la gamificación. A continuación, el cuadro presenta datos de una investigación sobre la popularidad del asunto. La imagen a continuación, citado en el artículo [1], contiene todos los resultados, incluyendo escritos no científicos, como artículos de revistas, publicaciones, etc.:

Otra manera de ver la popularidad del tema es construyendo una timeline de acuerdo con los datos que vienen de Google Trends. De esta manera, al analizar los datos entre 2004 y 2019, hasta el momento presente, podemos observar que ocurrió un aumento sustancial y continuo de interés en el tema. Véaselo en el gráfico a continuación.

Podemos ver que cerca del año de 2013 ocurrió un gran boom de la gamificación. Y, de esta manera, la tendencia se estabilizó en popularidad (todavía fuerte).

 ¿Cuáles son las tácticas de la gamificación que se usan más?

 Otro asunto para discutir es la motivación del público involucrado en la gamificación. Todos podemos estar de acuerdo que las personas son diferentes y, por esto, reaccionan de manera diferente acerca de los incentivos.

En el artículo mencionado los autores presentan la siguiente relación de datos, que muestra cuántos artículos citaron los tipos de motivación:

Queda claro aquí que la tríade Puntos-Medallas-Clasificación (o Leaderboards) es la más discutida y citada, pues son las tácticas más implementadas en la gamificación, pero no son las únicas y su utilización sin real significado u objetivo (llamado de pointsification) puede causar el efecto opuesto al deseado, lo que lleva a un juego desequilibrado, como presenta Kevin Werbach, profesor de la Universidad de Pensilvania – en su curso sobre gamificación. [2]

 Las motivaciones trabajan diferentes “secciones” de nuestro cerebro y emociones. Tácticas como puntos, medallas y clasificación, de acuerdo con la metodología Octalysis, se adaptan en la zona de la realización; historia/narrativa puede encuadrarse en la zona de significado ––de acuerdo con Yu-Kai-Chou [3] y su estudio sobre la octalysis de la gamificación–– luego, cada público tiene una reacción cerebral y emocional diferente dependiendo de cuáles zonas se motivan.

 ¿En cuáles campos se emplea la gamificación?

 Otra cuestión que debemos tener en cuenta es el contexto en el cual la gamificación será inserta. En el cuadro a continuación podemos ver la relación de artículos que poseían como tema los siguientes contextos:

Todos los estudios en contextos de educación consideraron los resultados de aprendizaje de la gamificación sobre todo positivos, por ejemplo, en términos de motivación y participación en las tareas de aprendizaje, como también la satisfacción sobre ellas. Sin embargo, al mismo tiempo, los estudios llevan a resultados negativos, como los efectos del aumento de la competencia desnecesaria entre los alumnos, las dificultades de evaluación de tareas y los recursos de diseño.

 La gamificación es aún un éxito en la educación desde la última vez que fueron recogidos estos datos en el artículo “Does Gamification Work?”, pero sus aplicaciones para la salud vienen creciendo significativamente, incluso en movilidad y seguridad.

 Pero, ¿la gamificación funciona realmente?

 “¿Cómo son los resultados de usar la gamificación?”. La encuesta citada como base para esta publicación presenta la siguiente tabla como respuesta:

Resultados generales:

La conclusión que llegamos es la de que la gamificación proporciona efectos positivos, sin embargo los efectos son muy dependientes del contexto en el que la gamificación está siendo implementada, como también de los usuarios que la utilizan. En otras palabras, para funcionar, una estrategia de gamificación no puede contar solo con buenas tácticas de incentivo. Ella debe también ser bien pensada en términos de cuál ambiente será aplicada y si está bien adaptada al público objetivo.

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.