La educación digital como estrategia de onboarding

El inicio de un colaborador en una nueva empresa suele estar marcado por las expectativas y la motivación. Es hora de dar los primeros pasos y construir una nueva historia profesional, pero también es una etapa llena de incertidumbres y desafíos. ¿Cómo facilitar la adaptación de este nuevo colaborador y trabajar su motivación estratégicamente?

Una buena práctica es conectar el propósito del colaborador con el propósito de la empresa en los primeros contactos. Este vínculo inicial aumenta las posibilidades de permanencia y despierta el espíritu de colaboración en la búsqueda por resultados.

Capacitar a los nuevos colaboradores es una excelente manera de reducir el turnover y aumentar la productividad.

El proceso de onboarding, como su nombre lo indica, ayuda a embarcar al nuevo colaborador para que comprenda rápidamente la organización y el propósito de su trabajo con los demás compañeros del equipo, más allá de disminuir el tiempo que le toma a alguien adaptarse y alcanzar el máximo de su potencial profesional.

Si el objetivo es proporcionar una experiencia sin límite de tiempo y lugar, una estrategia de educación digital puede ser una buena alternativa. Permite que los colaboradores sean recibidos de la misma manera, independientemente de dónde se encuentren, tener la autonomía para consultar el material siempre que necesario y facilitar la actualización constante. Después de todo, las empresas estratégicas buscan siempre innovación.

Si desea seguir una estrategia de educación digital, pero no sabe dónde empezar a estructurar su programa de onboarding, piense cómo este nuevo colaborador preferirá aprender y desde qué dispositivo.

¿El onboarding es para mi empresa?

El significado de la expresión ya dice mucho: embarque. Si considerar que todos los colaboradores de su empresa están en el “mismo barco”, es justo recibir nuevas personas estratégicamente, haciéndolos sentir como parte de ese barco. Es posible hacer en este momento:

  • Mostrar la ruta de la empresa.
  • ¿Quiénes son las personas que conducen “el barco”?
  • ¿Cuál es el papel de cada uno en este barco?

No debería existir una empresa que cuestione la importancia de planificar estos primeros días de trabajo de los nuevos colaboradores. Pero, al mismo tiempo, no hay un departamento de personas que no tengan que lidiar con el equilibrio entre la importancia de un momento de acercamiento y la necesidad de que el nuevo colaborador sea productivo y genere resultados lo más rápido posible. ¡En definitiva, estamos hablando de negocios!

¡Al otro lado de esta historia está el colaborador! Usted y yo hemos estado en este lugar y podemos recordar cómo es: una serie de expectativas, una avalancha de noticias, generalmente una mezcla entre la curiosidad y la voluntad de hacer que suceda pronto.

Véase:

  • La empresa tiene el desafío de contar su historia y cultura y el nuevo colaborador tiene la curiosidad por saberlo.
  • ¡El colaborador quiere poner en práctica sus conocimientos de inmediato y la empresa quiere ver los resultados pronto!

Suena como la química perfecta, ¿no? Pero hay algunos desafíos que deben considerarse para que este momento sea realmente efectivo.

Ahí es donde una buena estrategia de educación digital puede marcar la diferencia.

Conecte al colaborador a la cultura de la empresa.

Una empresa tiene su propia vida y personalidad, lo que podríamos llamar de cultura organizacional. Normalmente (¡o al menos se espera que sea esto!) los textos de misión, visión y valores en las páginas institucionales corporativas nos dicen en pocas palabras cuál es la cultura de la organización. Sin embargo, esta cultura, en la vida cotidiana, se crea y se mantiene por la forma de actuar, relacionarse, por las creencias y experiencias de los colaboradores. Por lo tanto, incluso si un colaborador aprende la visión, misión y valores de una empresa, no existe la garantía de que ahora él también conozca su cultura.

 Además, ¡la cultura está viva! Posiblemente, en la misma empresa, los equipos guiados por los mismos procesos trabajan y se relacionan de manera diferente. Y esto se hace cada vez más notable considerando los desafíos organizacionales que enfrentan las empresas en un mercado cada vez más rápido e innovador.

No solo eso, debe recordarse que cada nuevo colaborador tiene una historia de vida e incluso si es difícil personalizar una recepción individual, es posible demostrar planificar las acciones que consideren sus experiencias. Entonces, con la misma estrategia que la empresa necesita:

  • Contextualizar y apoyar al colaborador que llega a su primer trabajo al mismo tiempo que sensibiliza al talento que tiene años de profesión y demostrar que sus experiencias son importantes para el negocio.
  • Comunicarse con los profesionales que no están necesariamente vinculados al negocio de la empresa, pero que son esenciales para ella, con el mismo mensaje que transmiten a los expertos y técnicos.
  • Reforzar los valores y la cultura de la organización para las personas con las más variadas experiencias de vida.

Es en este contexto de acercamiento que los cursos de onboarding EaD están ganando más espacio en las organizaciones y pueden ser una estrategia única o parte de una acción más amplia que involucra otras comunicaciones y reuniones presenciales.

Estas son algunas ventajas de incluir lo digital en la experiencia de aprendizaje:

  • Flexibilidad

Al estar en línea, estas soluciones llegan a cualquier persona o en cualquier lugar en cualquier momento. Las empresas que se encuentran en diferentes ubicaciones, por ejemplo, pueden asegurarse de que se transmita el mismo mensaje independientemente de la distancia física. Además de dar autonomía a los colaboradores para acceder al contenido cuando tengan preguntas o quieran retomar algún tema.

  • Identidad

A partir de un diseño instruccional que está bien pensado de acuerdo con los objetivos de la empresa, las experiencias de onboarding pueden obtener un mayor nivel de personalización que los métodos tradicionales, alcanzando varios perfiles de manera más puntual.

  • Seguimiento

Los medios que sirven como instrumento para las experiencias EaD también entregan informes e indicadores que ayudan a un análisis más rápido y más asertivo y revisiones de ruta.

Para que pueda comprenderlo, en la práctica, siga el caso del curso de onboarding que DOT digital group produjo para Flex Contact.

Desafío

Dar la bienvenida a los nuevos colaboradores de Flex Contact y prepararlos para sus primeros días de trabajo dándoles una idea de quién es Flex, su cultura y la carrera que pueden desarrollar allí.

Pero eso suena como el desafío de cualquier onboarding… ¡Y en cierto modo lo es! Pero hay más detrás de esto:

Flex tiene una alta rotación de profesionales y, debido a esto, el onboarding presencial sucedía semanalmente. En otras palabras: la duración del entrenamiento era de 6 a 8 horas concentradas en un mismo día. Al menos una vez por semana un profesional pasaba el día repitiendo las mismas informaciones que la semana anterior.

Naturalmente, la interacción presencial y el factor humano no garantizaban que las informaciones se transmitieran de la misma manera, porque, en las diferentes unidades de Flex do Brasil, diferentes personas lo hacían.

Ante esto, el desafío para Flex también fue:

  • Optimizar el tiempo de sus colaboradores: alguien de Recursos Humanos ganaría un día adicional a la semana para dedicarlo a otros trabajos.
  • Optimizar el aprendizaje de los nuevos colaboradores y sus primeros días de trabajo.
  • Estandarizar las informaciones trabajadas en el onboarding entre todas las unidades de la empresa.
  •  ¡Lograr todos estos resultados sin que el nuevo colaborador se sienta bienvenido!

Solución

Rutas de aprendizaje compuestas de cápsulas, es decir, soluciones cortas, enfocadas, objetivas, completas e independientes.

Las rutas tenían aproximadamente 13 cápsulas de 1-2 minutos. El nuevo colaborador está libre para consumirlas dentro de los primeros 5 días hábiles con una recomendación de 2 a 3 cápsulas por día. Entonces, en el primer día, pudo ponerse en contacto con su equipo, trabajo, herramientas del sistema y ser productivo más rápido mientras disfruta de más contenido distribuido, lo que facilita la absorción de tanta información nueva.

Además, incluimos algunas actividades de aprendizaje que, más allá de reforzar el contenido, generan un indicador del rendimiento de los alumnos.

➔ Inteligencia verbal: comprensión de texto.

➔ Inteligencia espacial: actuación en el escenario virtual propuesto.

➔ Inteligencia kinestésica: destreza en el manejo del ratón.

Sin embargo, sabiendo que esta es la llegada de una nueva empresa y que la contratación ya representa que el nuevo colaborador tuvo éxito en una serie de pruebas, estas actividades se desarrollaron lúdicamente, en un tono de desafío u objetivo, fortaleciendo la cultura laboral sin desanimar a los nuevos colaboradores.

Finalmente, los profesionales de desarrollo humano estarían libres para realizar otras acciones de acogida, garantizando la integración personal que es tan importante para Flex Contact.

Conozca las tecnologías que admiten el onboarding.

 

 

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.