DOT digital group tiene una nueva plataforma de cursos de educación corporativa para consumo en el modelo Netflix

Dinámica de recomendaciones y listas aumenta el compromiso y fomenta el aprendizaje continuo.

Una plataforma en línea que agrupa varios contenidos educativos y donde el aprendizaje se da en la misma dinámica con que hoy consumimos música, películas y series: a través de recomendaciones y listas que el propio usuario puede hacer y completar. Este es Courselog, una herramienta revolucionaria de educación corporativa desarrollada por DOT digital group, empresa especializada en educación digital con 23 años de actuación, que llegó al mercado en noviembre de 2019 en el Congresso Brasileiro de Treinamento e Desenvolvimento (CBTD 2019), que ocurrió en São Paulo.

La plataforma se basa en el concepto de LXP, abreviación para Learning Experience Platform, una tendencia entre grandes organizaciones que apostan en el protagonismo del colaborador como forma de aumentar el compromiso y los resultados de las inversiones en educación corporativa. Este protagonismo y la libertad de poder dibujar la propia trayectoria laboral, en sintonía con la estrategia de la empresa, fomentan el aprendizaje y la actuación continua, dos condiciones fundamentales para que las empresas aumenten la competitividad en el mercado.

“La LXP añade nuevas funcionalidades al viejo y buen LMS, un sistema de educación en línea consolidado en todo el mundo. Es una invitación al colaborador para adaptarse a su forma de aprender, disfrutando sus experiencias y el mundo de conocimiento compartido en la web”, dice Luiz Alberto Ferla, CEO y fundador de DOT digital group.

La interfaz y la dinámica de Courselog se inspiraron en plataformas de streaming de ocio que ya forman parte de la rutina del colaborador. “Lo que vuelve el uso familiar e intuitivo, más allá de aumentar el compromiso”, explica Rodrigo Zerlotti, CTIO de DOT. Además de responsivo, es posible accederlo por el celular y otros aparatos móviles.

En Courselog los cursos se organizan en listas que el propio colaborador puede montar o también a partir de recomendaciones de compañeros y de la empresa. Hay también una inteligencia de recomendaciones: a partir de comportamientos de uso, de las búsquedas del colaborador por algunos temas, él puede recibir sugerencias de cursos. Los contenidos reunidos en la plataforma pueden ser de la cartera ofrecida por la propia organización o pueden venir de otros sitios, del mercado, desde que tengan sentido para el desarrollo de aquellas personas.

“La plataforma ayuda la empresa a mejorar la gestión de su capital intelectual, entender cuáles skills están siendo adquiridos, cómo esto ocurre y quiénes son los colaboradores más proactivos”, dice Ferla.

A los que contratan, existen dos grandes diferenciales. El primero es la personalización. Desarrollado dentro del modelo White Label, Courselog permite al contratante valorar una tecnología eficaz y consolidada en el mercado a su nombre, es decir, como si fuera un producto suyo.

El segundo es la entrega de la solución de punta a punta. Es decir, todo, desde la identificación del público objetivo, la selección de los cursos que estarán disponibles, hasta el desarrollo de la herramienta, se concentra en un solo proveedor, DOT.

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.