[Caso de éxito SENAR] La realidad virtual en la educación: un mundo de posibilidades sin salir del aula

Muy común en videojuegos, la realidad virtual ha ganado espacio en las plataformas de tecnologías educativas, tanto para la enseñanza formal cuanto para la capacitación profesional.

Aprendemos mucho mejor cuando vivimos experiencias. Por esto, los simuladores se mantienen como gran tendencia en el mercado de tecnologías para la educación. De acuerdo con International Data Corporation (IDC), la expectativa es que US$ 22,5 mil millones sean invertidos en 2025 en la realidad virtual que se vuelve a la educación. “La inmersión que las plataformas de realidad virtual proporcionan abre un mundo de posibilidades sin la necesidad de salir del aula, en la escuela o en el trabajo”, dice Luiz Alberto Ferla, CEO y fundador de DOT digital group.

En agosto el Serviço Nacional de Aprendizagem Rural (SENAR) de Goiás va a empezar a usar un simulador en la asignatura de Mecanización Agrícola. La solución, desarrollada por DOT, funciona con un ordenador y gafas de realidad virtual y simula un taller mecánico para tractores agrícolas. En el ambiente serán hechos ejercicios de manutención de los sistemas de lubrificación, refrigeración y filtro de combustible. De acuerdo con Samantha Leandro de Sousa Andrade, responsable por el proyecto en SENAR, la herramienta debe generar economía de insumos, como aceites, filtros y piezas en general.

La reducción de costos es solo uno de los beneficios de la aplicación de la realidad virtual en plataformas educativas. Del punto de vista educativo los simuladores de ambientes y actividades del mundo real también proporcionan más seguridad a los alumnos si eliminan los riesgos de la operación. “La realidad virtual evita riesgos, más allá de fomentar la ejecución práctica del 100% de los alumnos de forma rápida y muy didáctica”, dice Samantha. Un piloto de la solución se presentó en una feria en Rio Verde (SP) y llamó la atención de quien lo probó, lo que comprobó el alto índice de compromiso de la realidad virtual.

De acuerdo con Samantha, históricamente, el entrenamiento de tractores agrícolas siempre fue el producto más ejecutado por SENAR en Goiás, por la versatilidad y funcionalidad de la máquina en cualesquiera actividades del campo. En 2018 se realizaron 347 entrenamientos, con cerca de 4.000 personas, en dos niveles de capacitación: perfeccionamiento (24 horas) y calificación (200 horas). Este año la institución ya realizó 188 entrenamientos con 2.222 personas entrenadas en los mismos formatos.

Investigaciones indican que SENAR está en la dirección correcta. La EdTech Sponge UK comparó tres formatos de contenido: PDF, juegos y realidad aumentada. El resultado mostró que la capacidad de absorción del contenido es mayor con la realidad aumentada. Los alumnos también eligieron la RV como la más divertida, satisfactoria y con más poder de concentración. “Las nuevas generaciones demandan métodos educativos que favorezcan los sentidos de audición, tacto y visión al mismo tiempo. Estrategias de realidad virtual son excelentes para este público, que exige cada vez más motivación para el compromiso con el aprendizaje”, observa Ferla.

En DOT, tecnologías de immersive learning (aprendizaje de inmersión) se aplican cada vez más en las soluciones contratadas por los clientes. Son dos las razones principales, de acuerdo con Ferla, y las dos están interconectadas. La primera es crear un “aula” que, al mismo tiempo, transforma y une la realidad (RA) y el mundo virtual (RV), un ambiente capaz de volver la experiencia de aprendizaje más atractiva. La otra razón es hacer que el contenido repasado sea fijado por más tiempo, para volver el entrenamiento más dinámico y eficaz. “Todos los caminos apuntan el immersive learning como la educación del futuro”, dice el empresario.

Reciba contenidos

Suscríbase y reciba contenidos exclusivos hechos por DOT.